21 de mayo de 2012




los días la desdibujan
el contorno es dúctil 
la mente

                                                                               arrebatada
                                                                       
                                                                                                          



14 comentarios:

emejota dijo...

Apasionante, como su color... y arrebatador. Bsss.

Desde mi Olimpo dijo...

La mente ¿no ha de sentirse arrebatada con esa presencia floral?, además es adormidera.
Hay un parrafo de L. Cernuda que dice:
....es un regalo de los dioses y una flor de piadoso aroma...
Mis saludos Rati.

Fackel dijo...

Sí, tal vez esa ductilidad es la que arrebata no solo a la mente sino a los sentidos. Esos badabadocs tan en disolución adquieren un inquietante aire. Me hace pensar en cómo las desfiguraciones de una imagen pueden alterar nuestros conceptos humanos, que quieren ser precisos. Pero en esa abstracción hay elementos para repensar sobre la vida de lo que nos rodea.

Jurema dijo...

Cuanta belleza hay en una distorsión focal…
Cuando la imagen es real? Nuestros ojos captan lo que necesitan y esa es la realidad, todo es según del color del cristal con que se mira! Esta me gusta.
Un abrazazo

pluvisca dijo...

Hermosisima foto, el rojo tras un finísimo velo, asi lo percibo yo y me arrebata...

Besos

José Vte. dijo...

Ese sutil desenfoque le da a la imagen una poderosa sensación de irrealidad. Me encanta.

Un abrazo

felicitat dijo...

Preciosa Rati!! Espero que portis la càmera quan vinguis! El lloc ho requereix, i et deixes endur... segur que trobes alguna fada als gorgs del Torrent! Una abraçada,

Raticulina dijo...

Emejota, el rojo me arrebata, es superior a mí, será por tanto en Sagitario...besos

Anna, veo que le sacas partido a Cernuda, eh, me alegro. Te recomiendo el poema Donde habite el ovido. Saludos, guapa.

Fackel, lo difuso encierra casi siempre un aire de misterio que nos hace cuestionarnos. Un beso.

Jurema, a mí también me gusta la frase, no hay nada tan objetivo como que todo lo tamizamos según nuestra subjetividad. Besos.

Pluvisca, los badabadocs son tan etéreos y al tiempo tan impactantes...Un beso

José Vte, estaba yo jugando con el fotoshop y mira, se me desenfocaron las flores...(por cierto, al fin tengo tu libro, gracias por dedicarlo!). Un abrazo

Feli, la càmara i la tovallola, no ho dubtis, si sabessis les vegades que he somiat de banyar-me en un gorg...Petons.

Victor dijo...

Dons això de banyarte en un gorg, no ho deixis de fer.

M'encanta el sentit de la composició que tens.

Petons

Raticulina dijo...

Victor, gràcies. Tu li estàs donant un gir al teu bloc últimament que és massa, em deixes bocabadada. Petons.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Me identifico con esas flores veladas, aunque yo sea menos vistosa.
Siempre das en el blanco, sea en imagen, sean en palabras.
Besazo.

Raticulina dijo...

Isabel, la vistosidad no arrebata, tan solo deslumbra un rato, lo importante es percibir la esencia y dejarse arrebatar (tú de eso sí sabes).
Un beso

Desde mi Olimpo dijo...

Este sentimiento de vacio me recuerda esta melodia:
Amar y vivir
...y nos deja llorando quimeras.
No quiero arrepentirme después
de lo que pudo haber sido y no fué,
Sentimientos comunes.
Te envio un abrazo y mi recuerdo.
Anna J.R.

Raticulina dijo...

Anna, gracias por el sentimiento de la canción, no la conocía. (Entiendo que el comentario se refiere a la última entrada)
Un abrazo.