19 de mayo de 2012



el cielo ha querido reflejarse en mi cuerpo
pero mi cuerpo pertenece a la tierra






4 comentarios:

Fackel dijo...

El cielo se mira en la Tierra. Reverbera en ella. En uno de los últimos decendientes del mar antiguo o en una pupila que nos engulle en espiral. (Uno fantasea sobre lo que emerge en la fotografía y acaba hipnotizado)

pluvisca dijo...

Pero...yo te había escrito una entrada y no está??? misterio

Bueno, pues te digo, que aunque pertenezcas a la tierra el cielo te alimenta...

Besos

Raticulina dijo...

Fackel, sí, me quedé prendada del caracol y su simbolismo cuando lo vi, esa espiral es tan hipnótica...
Un beso


Pluvisca, en esta entrada estaban los comentarios cerrados y lo pusiste en la anterior,aún está ahí, desplazado...jeje.
El cielo alimenta, es verdad, pero a veces pienso si no seria mejor dejar de mirar tanto al cielo y centrarnos más en la tierra, mi cuerpo lo hace...
Un petó.

ibso dijo...

Y a través de mi cuerpo,
a través de la tierra...
se observa el cielo.
Un abrazo
ibso