9 de abril de 2012



Fuiste aliento de pájaro
agitando la luz


 Para ser sombra que se escabulló
por el rabillo del ojo.








8 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Siempre encuentro aquí belleza, en texto e imagen.

pluvisca dijo...

No lo quemes, guardalo en el cuarto de atras, quizá un día no duela...

Besos

Pakiba dijo...

Cuando pase el tiempo seguro que te reirás de ello, no vale la pena gastar cerillas para quemarlo.

Desde mi Olimpo dijo...

Quememos pues el momento...
Me siento "sucarrimada", de dolor.
Te envio mi recuerdo.
Anna

Montserrat Sala dijo...

El momento, hay que vivirlo, intesamente, y si el momento es feliz,
todavia con mas razón. Los malos momentos, tampoco hay que quemarlos, porque son experiencias, que nos pueden servir.
Recibe todo mi cariño. MOntserrat LLagostera. se ha encargado de recordarnos, que hoy hace una mes que nos conocimos. Estupendo BB.

Aquí me quedaré... dijo...

No temas si debes quemar.
Dicen que cuando algo se quema, surge la savia nueva

Besos

Raticulina dijo...

He quemado y se han quemado tantas cosas en mi vida, que no viene de una...
Gracias y Besos a todas.

Fackel dijo...

Preservar siempre el sotobosque, Rat. A través de él se trasladan los incendios destructivos, también la calma y el encuentro.