5 de mayo de 2011

Identidad de la musa



y yo sigo mirándome a la cara sin saber quién soy
tus ojos no me posicionan
 tus labios no se pronuncian
lo desvelado aquieta el aire a nuestro alrededor