1 de junio de 2011



Mientras me miras
brota una flor,
y muere un niño.



11 comentarios:

Encarni dijo...

Breve y conciso, como el efecto de una mariposa y su aleteo por el mundo, como la vida misma.

Un abrazo.

Anusky66 dijo...

que impactante !!!
Un besazo

felicitat dijo...

Qué fuerte Rati!, y yo respirando maria...jeje. Un beso

emejota dijo...

Nada más cierto. No somos nadie, apenas un capullo destinado a la oxidación depredativa. Beso.

Jose Vte. dijo...

Yba vez te dije que tus huellas eran profundas. Además tus palabras calan hondo y dan que pensar.

Sorprendente Haiku

Un abrazo

Isabel Martínez Barquero dijo...

Preferiría que fuera al contrario, que el niño brotara y la flor muriera, pero el destino es así de traicionero, querida Rat.
Un beso florecido, sin muertes.

Raticulina dijo...

Sois todos muy amables (y benévolos, añadiría) ante mis escuetas palabras sobre una sensación poderosa (no me miraba una mariposa,jeje)

Besos

Larisa dijo...

Si eso es un haiku (¿es un haiku?), mola el final destroyer. Así que puedo decir que es el primer haiku bueno de verdá que leo en mi vida.

Te lo dice el presidente y fundador de la Asociación Pro-Eliminación del Haiku.

(Oyes, y la foto es preciosa. No se suelen inmortalizar mariposas desde esa perspectiva).

Aplaudo-te.

Raticulina dijo...

Larisa, habrás de seguir buscando porque lo mío no es un haiku, le faltan tres sílabas en el segundo verso.
Entre los clásico hay algunos muy cachondos, mira:

Sobre la imagen santa
Se permite un excremento
La golondrina. (Buson)

Yendo y viniendo
El olor de la orina:
Los crisantemos (Issa)

Gracias por el aplauso, conmovida quedo.

haijin dijo...

No es formalmente, es decir, en cuanto a métrica, un haiku, pero sí en cuanto a ritmo, intensidad e intención. Rezuma vida y vincula vidas.

Me gusta.

Raticulina dijo...

Si lo dice un haijin como tú, casi casi me lo creo. Gracias.