23 de marzo de 2011

Privación


El mundo se ha hecho pequeño
a medida que crecías.
Los vientos cruzados
se han cobrado su herencia.
Los azules previstos
no se parecen a nada.

Ven, siéntate a mi lado.
Hablemos de filosofía.




10 comentarios:

Fackel dijo...

Cuánta sugerencia, Rat. El bloque de la comprobación vital da paso al bloque de la propuesta airosa y estoica, jaj.

(Por debajo del vuelo, los colores se despliegan porque el azul no era el único y todos se ensamblan y forman otro espectro y la diferencia es la percepción del adulto y la clave es la parada oportuna. Al final todos somos aves, fuimos aves)

emejota dijo...

Me ha gustado mucho, juguemos pues a filosofar. Un fuerte abrazo.

tula dijo...

Deseo de corazón que todo siga bien.
un beso...viajera.

Isabel Martínez Barquero dijo...

A tu lado estoy, que mis azules también son extraños. Y hablemos de filosofía y patafísica, qué remedio.
Ahora de veras: qué belleza de poema, cuánta miga tiene, amiga.
Y la foto es de escándalo, divina.
Un besazo.

Raticulina dijo...

Fackel: el estoicismo necesita de una cierta entereza de carácter, de la cual carezco, más bien es un huida, y no demasiado airosa, jaa

Emejota: juguemos, no hay otra

Tula: todo va, dejésmolo así

Isabel: esos blues...me apunto a la patafísica.

El Aviador Capotado dijo...

Mejor, dormir una profunda curda donde mueren los sueños.

Saludos.

PS. Escribe usted muy bien.

Raticulina dijo...

Gracias, aviador. Qué sugerencia lírica la suya, me gusta.

ARO dijo...

De filosofía y de poesía, que de esta tú puedes hablar mucho.

Aquí me quedaré... dijo...

Me pierdo...
Vamos, que no entiendo nada y el poema me gusta.

Un abrazo

Stalker dijo...

Hablemos, Rat...

Poe-tree lives...

un abrazo