3 de febrero de 2011

Fin de fiesta
















el último tequila rompió el coche
el último sexo fue a oscuras y de pie
hay otros últimos pero no los recordamos
volvemos a esos dos porque ellos guiaron
nuestro espíritu transgresor

ahora ya no queda nada
en la barra del local el cenicero
se ha llenado de cacahuetes
y la máxima aventura de la noche
es salir a pelo a la calle a fumar

y nos sentimos cansadas
mientras nos preguntamos
una a otra qué hacer
qué luz encender
qué beber para no beber


15 comentarios:

Fackel dijo...

Varias cosas señalo acerca de este poema. (Antes, aclarar que en esta entrada veo dos poemas, el textual y el fotográfico) Una, que el poema tiene un armazón sólido. Dos, que la cadencia es rigurosa casi seca, y sin embargo mantiene un ritmo que arrastra y hace que retornes al principio. Tres, que el texto se manifiesta contenidamente aunque se expliciten comportamientos. Cuatro, que los tempos se establezcan con oportunidad, medida y contundencia. Formalmente pienso en algún clásico chino y también en Bukowski, pero supongo que son percepciones subjetivas y bastante intuitivas.

Sobre la fotografía: mejor contemplarla y recrearse en ella. Solo diré que los dos planos están muy acertados y la tira espiral lo borda, y pone claves soterradas. Muy buena. Otro poema.

Disculpa si me he puesto demasiado académico, me apetecía valorarlo de este modo. Sorpresa y sumo agrado, Rat.

Bon dia.

mariajesusparadela dijo...

Aplausos: primero para ti. Después para el primer comentarista.

ARO dijo...

Después de leer el primer comentario, ¿qué se puede añadir? Que el poema me ha gustado y la foto, también.

Raticulina dijo...

Eso, Aro, ¿qué se puede añadir? Pues como dice MªJesús, aplausos para Fackel, que a mi parecer es el bloguero más polifacético, prolífico y con más talento que conozco en la red...si os pasáis por su blog-madre y por sus otros blogs sabréis a lo qe me refiero.

Gracias a los tres.

Aquí me quedaré... dijo...

De Fack no digo nada, las dos le disfrutamos hace tiempo.

Me ha dejado con la boca abierta
Me has dejado, Rat, con la boca abierta.
Se me va a llenar de moscas o mosquitos

Felicidades y un besp

Jose Vte. dijo...

Gran poema, deja un poso de tristeza y de melancólico hastío. Creo que la referencia que hace Fackel a Bukowski es de lo más acertada (además de su magnífico comentario en general).
Muy bueno

Un abrazo

Raticulina dijo...

Pues no sé qué decir, Aquí.
Ah,sí,cierra la boca,anda.

Besosss

Raticulina dijo...

José Vte., el poema original acababa en una palabra malsonante que luego cambié, pues en mi caso (a diferencia de bukwoski)sonaba vulgar, sin nada de glamur, vamos,jaja

Un abrazo

felicitat dijo...

Pues a mi me ha encantado también. Aunque no soy nada entendida, el poema me suena al orgasmo del vacío, triste... eres muy buena descriptora, me trasladas. Besos.

emejota dijo...

Llego tarde pero confieso que no habría sabido que decir salvo que me gusta la foto. De versos, entiendo poco, me produce dolor lo que he leído. En cuanto al primer comentarista, pues habrá que ir a conocerlo. Un fuerte abrazo.

Aquí me quedaré... dijo...

De su blog, de sus blog....
Y allí te conocí a tí.

Besitos

Isabel Martínez Barquero dijo...

Qué bonito, Rat, y cuánta nostalgia encierra... En fin, ahora las heroicidades son casi de opereta. O será que las heroínas han cumplido algún que otro año. Uf..., contra esto último no puede lucharse.
Desde el punto de vista formal, qué decir tras el gran Fackel...
Un besazo, monstrua de la evocación.

Raticulina dijo...

Uy, Felicitat, "orgasmo del vacío, qué bueno. Y qué malo el vacío de según que orgasmo.

Emejota, no, si te entiendo, si yo me leyera tampoco sabría qué decir.

Aquí, no hacía falta aclararlo , pero bueno, siempre queda mejor despejar dudas, jajja

Isabel, gracias (casi se me escapa un Maestra)...
la última heroicidad que nos queda es mantener vivo el espíritu mientras pasan los años

Besos

mariajesusparadela dijo...

Las fotos de mi blog se amplían clicando sobre ellas.

Aquí me quedaré... dijo...

Os dura la fiesta...