24 de enero de 2010

Abismos

















Configúrame
Tu luz me expande
Tu oscuridad me delimita

Voy surcando abismos
Hundiéndome en el resplandor
Recorriendo sin prisa la negrura






Foto:Raticulina

22 de enero de 2010

Invierno


















Qué será de nosotros
desplegados y desnudos
ante este largo invierno
que no cesa

dentro

arraigado en la piel
aclimatado en los actos
en el espacio reducido
a lo conocido

cansado

en la mirada que resbala
en el querer que no alcanza
en el todo que se achica
ante la nada






Foto:Raticulina

19 de enero de 2010

Del deseo






















Ya es tiempo de que maduren
bajo las manos los frutos
y a lengüetazos codiciar su sabor,

de convertir las palabras intactas
en jugo bajo los besos
y en silencio absorber su valor,

que ya llegará el tiempo avaro
y sumiso a esconder
entre sus pliegues el deseo,

y consumirá los frutos
y secará los besos
y será un mañana sin compasión.




Foto:Raticulina

13 de enero de 2010

Del orden























Amo el orden
su magnífica quietud
su entereza

Mientras
estalla el mundo
a mi alrededor








Foto:Raticulina

12 de enero de 2010

Del misterio


















Por si se le ocurre acercarse
esperas, preservada.
Temes que al mínimo gesto
se abalance sobre ti.


Pero él no está aquí por nadie,
él es, imponente y distante.
Su secreto don se nos revelará
en el postrer aliento de la vida.







Foto: Raticulina

8 de enero de 2010

De la paz



















Acógeme en tu esencia
abierta como un beso,
méceme en tu fragancia
exótica y pendular,
húndeme en la embriaguez
de tu dulce entrega

y que la paz sea ésto.








Foto:Raticulina

4 de enero de 2010

La mirada de Miguel Hernández













Dicen que cuando murió
no pudieron cerrarle los ojos.
Digo yo que quiso mirar
el misterio de frente.


Dijo de él su amigo que era un alma libre
que miraba con clara mirada a los hombres.
Dijo él "mis ojos, sin tus ojos, no son ojos".


(retrato de Miguel Hernández realizado por Buero Vallejo)

2 de enero de 2010

Del rigor























Ya no concibe la decepción
como traición o mentira,
es una mera consecuencia del vivir
que el tiempo se encarga de validar.

Siente el rigor avanzando
como una venda apretada,
la mortaja de una necesidad
que se viste y se alimenta sola.





Foto:Raticulina

1 de enero de 2010