1 de julio de 2010

Intimidad




Sigo la íntima luz de la antorcha de Fackel
que prende en Bash y Mariel


aún teniendo reformas en casa



6 comentarios:

Fackel dijo...

Sorprendente y vigorosa deconstrucción. El espacio físico (el estante vacío), el objeto textual (los libros amontonados), los objetos diversos (relegados a mera ubicación provisional) Cada cual por su abstracción independiente. Y por otra parte, con esa sensación que transmite cada cuerpo de estar a punto de partir hacia un encuentro (reencuentro)con los otros cuerpos.

Sugerencia: nos puedes brindar la restauración cuando termines tus reformas. Para ver el contraste.

kweilan dijo...

Imágenes sugerentes.

Sí es lo que parece dijo...

Me gustan las casas con sus cosas, cada objeto que la compone y la adorna tiene una historia, cada libro un pasado y una vida en si mismo.

Sin saber por qué me atrae enormente la tercera fotografía, los colores?, las disparidad de objetos?...no se, pero me encanta

Saludos

mariajesusparadela dijo...

Estoy con Fackel (he visto las tres entradas que nombras)y me encantaría ver con quién asocias cada objeto, aunque no haya zapatos ni japonesas...

Isabel Martínez dijo...

Ánimo con lo líos que ocasionan las reformas y que, en el orden posterior, cuando coloques los libros en las estanterías, los objetos terminen de perfilar un mundo secreto de afectos, ese sonido de nostalgia que emiten y que sólo escucha quien los ha puesto ahí.
Besos.

Aquí me quedaré... dijo...

También va a prender en mí....

Me gusta lo expuesto.

Besos