26 de julio de 2010

En barbecho


4 comentarios:

jcaguirre dijo...

Barbecho: Una de las palabras que más me llamaban la atención de niño en mis andanzas por las eras y cultivos de la zona de la Alcarria. Quizá por su sonoridad, su quietud y su promesa

Fackel dijo...

Esperando la siembra de alguna piel.

Aquí me quedaré... dijo...

Así me encuentro. En barbecho, vacía y en el tendedero.

Acabo de comer con un amigo. Me dice que estando así, tengo todas las posibilidades de llenarme de lo que me apetezca, sabiendo elegir.

Puede que tenga razón.

Te lo cuento pos si te sirve de o para algo.

Besos

RAB dijo...

Buena siembra, pues, cuando toque ¿no?