6 de abril de 2010

Mi ofrenda

















ofrecedme

un trozo de cielo
para respirar
y un pedazo de tierra
para sentarme

a cambio prometo
entregar mi alma



4 comentarios:

Isabel Martínez dijo...

Esas porciones de universo las tienes en ti. No es preciso que las conquistes ni que vendas tu alma.
Tu ojo ya lo sabe, las capta y nos las ofrece.
Besos.

mariajesusparadela dijo...

Pues yo no te daré mi alma y tu me das más que eso.

Raticulina dijo...

Isabel, no se me ocurría nada mejor que mi alma, que una intuye que es lo más puro(no contaminado) que tiene.
Un abrazo

María Jesús, no me la des que se me escapa de las manos con lo inquieta que es...menuda responsabilidad.
Gracias y bicos

tula dijo...

Un beso.