4 de enero de 2010

La mirada de Miguel Hernández













Dicen que cuando murió
no pudieron cerrarle los ojos.
Digo yo que quiso mirar
el misterio de frente.


Dijo de él su amigo que era un alma libre
que miraba con clara mirada a los hombres.
Dijo él "mis ojos, sin tus ojos, no son ojos".


(retrato de Miguel Hernández realizado por Buero Vallejo)

14 comentarios:

Fackel dijo...

Rat. Y tanto que tuvo que mirar el misterio de frente. Como con miles de presos, la impiedad de los católicos vencedores se cebó en Miguel Hernández. Murió por la lenta metralla de la tuberculosis, producto de las pésimas condiciones del encarcelamiento, sin que tuvieran con él el menor gesto humano. Querían que España fuera un cementerio y lo consiguieron.

Considero precioso el homenaje que sale de tu cosecha poética.

tula dijo...

...me ha encantado, ...me ha llegado.
...poeta: un beso.

kweilan dijo...

Un gran poeta...L'Elegia al Ramón Sijé sempre m'emociona i molts altres poemes seus també. Una abraçada, raticulina!

Eastriver dijo...

Me sumo al homenaje. Gran Miguel Hernández. Lo traes a tu blog de una manera sumamente elegante. Un petó.

Meri Pas Blanquer dijo...

Inmenso recuerdo nos regalas para quien todavía sigue tan vivo y para los que caminamos con sus versos a cuestas.

Besos y gracias.

Isabel Martínez dijo...

Impresionante tu homenaje. Lo aplaudo y me emociono. Límpidos versos que se alzan y vuelan en memoria del poeta.
Un beso grandísimo, querida amiga.

Fackel dijo...

Vaya, Rat. Tu post me ha estimulado para releer al olvidado (incluso por mi) Miguel Hernández. Y encuentro un poema que no es de la parte más militante del poeta,pero cargado de fuerza. Lo reproduzco abusando de tu espacio:

Besarse, mujer,
al sol, es besarnos
en toda la vida.
Asciende los labios,
eléctricamente
vibrantes de rayos,
con todo el furor
de un sol entre cuatro.

Besarse a la luna,
mujer, es besarnos
en toda la muerte:
descienden los labios,
con toda la luna
pidiendo su ocaso,
del labio de arriba,
del labio de abajo,
gastada y helada
y en cuatro pedazos.


Parece otro Miguel Hernández. ¡Larga memoria al poeta!

mariajesusparadela dijo...

Precioso, Rat.
Siempre, antes de pasar, sé que vas a sorprenderme y, aun sabiéndolo, me sorprendes igual.

RAB //. arte dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
R.A.B dijo...

Nunca diré cuáles son los ojos de mi poeta favorito, ni tampoco mi poeta favorito (que nisiquiera es poeta, je) pero sí que Miguel se merece estar entre los 10 primeros.

Morena de altas torres, alta luz y ojos altos,
esposa de mi piel, gran trago de mi vida,
tus pechos locos crecen hacia mí dando saltos
de cierva concebida,

jooooooooo...
¿qué + decir del poeta de la ojos ávidos?

(¿Por qué será que algunos apasionados tienen que tener esos finales?).

Culturajos dijo...

Grande. Elegante.
Rat, me quito el sombrero ante tus palabras.
Salud.

El Pinto dijo...

Un hombre que escribe como siente, mirando de frente
Salud

Raticulina dijo...

Gracias a todos por vuestra visita. Perdonad el retraso en contestar pero estos dias "reales" acaparan mucho tiempo...

Fackel, me sumo a tu furia.
A él, que decía:
"No sé por qué, no sé por qué ni como
me perdono la vida cada día"
a él, no le perdonaron la vida.

Tula,y a mí me encanta que te llegue. La poesía, venga de donde venga, y si llega a un buen destino, te deja tocado.

Kweilan, tant jove i tant gran, qui sap el que hagués pogut escriure i que ja no podrem llegir mai.

Eastriver, he visto ya cantidad de entradas siguiendo el homenaje, es emocionante.
Siempre he pensado que el fondo negro del blog le da una elegancia intrínseca a cualquier cosa que se escriba,ja

Raticulina dijo...

Meri, no fue idea mia sino del blog Kabila, y me sumé encantada al homenaje porque yo también llevo incorporados sus versos.

Isabel, qué mirada tan límpida tenía Miguel, verdad? Si hay algo inspirado en mis versos sale de esa mirada seguro...Un abrazo.

Fackel, a mi me gustan sus poemas militantes, pero sus poemas amorosos me emocionan, seré una romántica apasionada con un rayo que no cesa en el corazón...
Eh,un beso.

María Jesús, Chus, cómo me gusta sorprenderte, tengo la sensación de ser una bloguera aburrida con tanto poema...

RAB, me has despistado con el cambio de nombre. Claro que ahora debe ir la blogosfera llena con el que tenías antes, no? cosas del cine...
La pasión es lo que tiene...o todo o nada.

Culturajos, bienvenidos. Me emocionó el recuerdo personal que hicisteis en vuestro post, tan asociado al poeta.
"Varios tragos es la vida
y un solo trago la muerte", dijo él.

Pinto,... y con "ojos inconformes".
Bienvenido también.