19 de enero de 2010

Del deseo






















Ya es tiempo de que maduren
bajo las manos los frutos
y a lengüetazos codiciar su sabor,

de convertir las palabras intactas
en jugo bajo los besos
y en silencio absorber su valor,

que ya llegará el tiempo avaro
y sumiso a esconder
entre sus pliegues el deseo,

y consumirá los frutos
y secará los besos
y será un mañana sin compasión.




Foto:Raticulina

13 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Aún en un mañana sin compasión, siempre nos agarraremos al recuerdo. (Y, cuántas veces nos salva)

tula dijo...

....el presente es la confirmación del pasado...prefiero el futuro sin compasión.(compasión por mí me refiero)
un beso.

Isabel Martínez dijo...

Me resisto a pensar que la fuerza del deseo se extinga. La pretendo perenne, como esa cascada tan hermosa que ilustra el poema.
Como mucho, que se transforne en otros deseos, en múltiples deseos.

Y sí, mi querida Raticulina, "ya es tiempo de que maduren bajo las manos los frutos". Es tu tiempo. Aprovéchalo con todas tus ganas.

Un abrazo muy fuerte.

Culturajos dijo...

Un bello canto al "Carpe diem" hay que aprovechar cada instante, saborear el placer. A veces se nos olvida. Gracias por recordérnoslo Rat.
Un abrazo.
Fumador.

Eastriver dijo...

Vita puntum, tempus fugit, carpe diem, colligo virgo rosas. Muy personal, Rat, y con algún verso realmente memorable. Un gran abrazo.

Raticulina dijo...

Maria Jesús, pero no es lo mismo, ni remotamente...
Un abrazo

Tula, y en el presente está implícito el futuro, y todo lo que vive muere. Y un deseo vivo también morirá. Estoy desanimada, ya ves.
Un beso

Isabel, ahí está la gracia (o la desgracia), en que el deseo va cambiando y lo que se deseará en un futuro no se parecerá al deseo original.
(La cascada es del santuario de Sant Miquel del Fai, un espacio natural bellísimo que tengo cerca.)
Un beso

Fumador, no creo que a ti haya que recordártelo.
Gracias y un abrazo.

Ramón,vita flumen,la vida fluye como un río, ojalá pudiéramos coger lo que nos ofrece a cada instante...
Un abrazo

Fackel dijo...

...Y cómo mana y desborda el deseo, eh...

tula dijo...

...pues....una muy buena peli, palomitas, suspirar profundamente y alguien
con quien te sientas a gusto....simplemente.
un beso.

Raticulina dijo...

Sí, Fackel.

Gracias por el consejo, Tula.

Jurema dijo...

Esos deseos son la energía que empuja sin desfallecer...el amado amor..

Besitos

Raticulina dijo...

Jurema,y aunque desfallezcamos volveremos a sentirnos impulsados otra vez, no me cabe duda, así es la vida.
Besos

Fata Morgana dijo...

Pues hay frutos que a más edad, más sabor. A mí me gustan los higos bien maduros, por ejemplo. Y las bananas a punto de la pudrición, que es cuando mejor saben :) Lo mismo los kiwis, y los aguacates.
Para gustos, colores. Y lengüetazos.

Raticulina dijo...

Fata, los frutos jóvenes, aparte de menos sabor, son más indigestos... a mi el plátano verde me sienta como un tiro, por ejemplo.
No llego como tú al punto de pudrición, jaja, pero me gustan los sabores maduros.

Saludos