8 de enero de 2010

De la paz



















Acógeme en tu esencia
abierta como un beso,
méceme en tu fragancia
exótica y pendular,
húndeme en la embriaguez
de tu dulce entrega

y que la paz sea ésto.








Foto:Raticulina

13 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Amén, asi sea, ojalá (ala lo quiera).

Isabel Martínez dijo...

El amor, que nos viste despojándonos y nos lleva hacia el otro, hacia los otros. Deseo de eternidad. La paz suprema de un segundo.
Hermosísimo.

Cómo me gustan estos pequeños poemas tuyos, Rat, tan condensados y sustanciales.
Me alimentas.

Un millón de besos.

Raticulina dijo...

María Jesús, y que la paz sea contigo.

Isabel, me alegro de que no te haya confundido la foto de la orquidea y captaras lo esencial.
Aunque bueno, todo el mundo es libre de captar lo que quiera.
Besos

tula dijo...

...el recuerdo del olor de la persona amada hace que tire mi espada y quede a merced del dragón.
..tu poesía cada vez tiene más alma y menos mente...me transporta, pudiendo además disfrutar de varias lecturas.
un beso

jcaguirre dijo...

Así es Rat. Paz y ebriedad: Coindidentia opositorum. Los contrarios se hacen uno.

Fackel dijo...

Tus palabras son sustancia
y aroma de los días.
Fertilidad.

Culturajos dijo...

De la paz de un abrazo, de un beso, de un blues con tacones, del amor...
Preciosas palabras.
Salud Rat.
Fumador.

Meri Pas Blanquer dijo...

La paz es eso niña, ¿qué otra cosa?

Soberbio.

Eastriver dijo...

Tiene razón Isabel: nos alimentan tus palabras porque no son palabra vacías. Y no olvides que la palabra es un arma de varios filos. Uno de ellos es el de la invocación: la plegaria es la pregaria, a partir de ella construimos. Con tus palabras edificamos mundos apacibles. Rat, te leo desde hace poco y todavía no me puedo hacer una idea global pero en ello estoy. Un abrazo.

Raticulina dijo...

Tula, soltemos pues la espada y la armadura oxidada y cabalguemos el dragón...
Un beso

JC, así es también el ideal platónico, no? Sobria ebretias.
Salud

Fackel, las palabras son un débil reflejo de lo que se siente, pero son necesarias (casi) siempre para alimentarse...gracias por sacarle el jugo a las mías...
Un beso

Fumador, si le pones tacones al blues me mato, en paz pero me mato seguro.
Un abrazo

Meri, bueno, yo antes pensaba que la paz era que me dejaran en paz. Pero eso era antes de embriagarme.
Gracias y un beso

Eastriver, intento dotar las palabras de significado (y en este caso también de ruego, como bien apuntas), pero vosotros os tomais el esfuerzo no sólo de leerlas sino también de interpretarlas haciéndolas vuestras en vuestra experiencia. Y encima dejais bellos comentarios. Estoy asombrada.
Un abrazo

tula dijo...

ufff que cosas,...
... aunque estaría bien cabalgarlo antes de que se diluya.
un beso

Jurema dijo...

Toda la esencia de este pequeño y grandioso poema es el reflejo del ser que lo materializa....

Un abrazo calentito

jcaguirre dijo...

Platón pues si. Hace poco re-leí el banquete. Memorable