13 de diciembre de 2009

A los hijos de la mar


















"Y cuando llegue el día del último viaje,
y esté al partir la nave que nunca ha de tornar
me encontraréis a bordo, ligero de equipaje,
casi desnudo, como los hijos de la mar."

Antonio Machado




Ya acariciéis horas tranquilas
o claméis en un fogoso transitar,
que una suave brisa amiga os lleve
al alma inmensa de la mar a reposar.




Una propuesta de El pobrecito hablador del s.XXI que me llegó vía Paradela de Coles

(autora de la foto: mi amiga Encarna)

13 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

No, Raticulina querida, aunque se agradece: la propuesta fue de "el pobrecito hablador del siglo XXI". Yo llegué a ella por medio de Isabel García y de Ramón. Pero, gracias igual por tu detalle y, cuando tu propongas, ahí estaré...

mariajesusparadela dijo...

Si visitas "el diario de una desalmada" de Isabel García, encontrarás un enlace a tu blog.

Es precioso lo que se ve hoy en la red.

Raticulina dijo...

Maria Jesús, ya mismo rectifico el enlace y me doy un volteo por el ciberespacio. Gracias por los dos avisos.

Fackel dijo...

La idea es buena. En estos tiempos, ¿quién se acuerda de Antonio Machado? Pasa como con Larra, con Blanco White, con Gracián... Antonio Machado está más cercano. Pero ¿y si lo tuviéramos de nuevo en cuenta? ¿Y si nos dejáramos penetrar por su clarividente visión? ¿Y si desarrolláramos su pensamiento?¿Y si meditáramos sus meditaciones (sic)? Creo que la sociedad española lo está necesitando de nuevo. ¡Vuelve, Machado! ¡Volved, todos los Machados que en España han sido!

(Te confieso, Rat. Es uno de ms autores de mesilla. Imprescindible)

Un beso.

leone dijo...

Splendida!E con la rima!Un bacio!

Eastriver dijo...

Gracias por sumarte al homenaje que ha servido para que me dé una vuelta por tu casa procurando no desordenar nada, ningún mueble tan bien puesto, ningún detalle de encantadora sensibilidad. Se respira bien aquí...

tula dijo...

...aunque morimos porque lo intentamos, debemos salirnos del carril creado por el orden social...pues es la muerte.
bs

Isabel Martínez dijo...

Como le ha pasado a Ramón, a mí también me ha encantado entrar en tu casa. Veo sensibilidad y poesía.

Enhorabuena por tu entrada.

Un abrazo.

Isabel Martínez dijo...

Chica, que me quedo, que me gusta. Te enlazo y, así, no te pierdo.

Un beso.

Raticulina dijo...

Fackel, a mí la idea me ha servido para redescubrirlo, ya no recordaba la última vez que lo leí. Y por lo que se ve hoy en otros blogs hay mucha gente que, como tú, no lo ha olvidado.Vigila con el peso en la mesilla...
Un beso

Leo, viste? Sabes que no soy muy amante de las rimas pero hice una excepción para el homenaje.
Baci

Eastriver, Ramón, pásate cuando quieras a desordenar lo que te apetezca, estoy acostumbrada al desorden en mi vida...
Nos vemos en el mismo lado del río.

Tula, vamos a intentar no morirnos en el intento, vale? alguna alternativa ha de haber...
Besos

Isabel, aunque Maria Jesús te cambió el apellido, te encontré. Gracias por el enlace aquí y en tu blog.
Un beso

Isabel Martínez dijo...

Raticulina, elevo mi copa simbólica y brindo por Don Antonio y por todos los blogs, que han hecho un trabajo estupendo y nos han regalado una jornada machadiana inolvidable para todos.

¡Va por todos los que lo habéis hecho posible, fenómenos!

jcaguirre dijo...

De Machado os recomiendo su obra Juan de Mairena. Está a medio camino entre Filosofía y Poesía además de tener un aroma y una hondura espiritual madura y potente. Para mi fue todo un descubrimiento.

Es una pena que hoy en día se lea a tanto californiano transpersonal -muchas veces de escaso nivel- y se dejen de lado voces mucho más maduras como la de Machado o, sin ir más lejos, Maria Zambrano.

Raticulina dijo...

JC, creo que no has sido el primero y espero que no seas el último en reivindicar la obra Juan de Mairena. Yo no la he leido pero ante la conjunción de opiniones deberé cambiar de opinión...
De Zambrano leí Los bienaventurados y quedé boquiabierta con su discurso poético.
Un saludo.