28 de diciembre de 2009

Extravío























Tantas veces se arrodilló
que ya no saben sus ojos
alzarse y mirar los tuyos
sin extraviarse.

Tanto escondió su rostro
que ha dejado de buscar
la superficie brillante
que lo contenga.

Tanto calló y negó callando
que el umbral del lenguaje
se ha desvanecido
ante su mente.





Foto: Raticulina

14 comentarios:

Eastriver dijo...

Hay cosas tan fáciles, duras y profundas que sólo se pueden decir en un susurro, en un poema de verso corto, con la enorme sencillez de las cosas grandes (porque si a veces usamos grandilocuencia para hablar de cosas importantes con la retórica las prostituimos, las envilecemos). Me ha gustado mucho.

Isabel Martínez dijo...

Me pasa lo que a nuestro amigo Ramón, que me ha gustado mucho. Dices tanto en tan pocas palabras. Es tan denso el poema. Cuenta tantas cosas. Te elogio la sencillez de esa palabra condensada que tanto expresa.

"Tantas veces me arrodillé". Tantas veces que ya es bastante, amiga. El lenguaje nos salva, no te quepa duda. Es reflejo del pensamiento. Y un pensamiento noble, engendra hermosos poemas, como los tuyos.

Un abrazo super fuerte.

tula dijo...

lo siento de veras ...que estúpidos somos...
...al final solo los restos de la tormenta.
un beso.

Fackel dijo...

...pero no hay extravío al que no le suceda el reencuentro con uno mismo...

leone dijo...

"Suona" sempre bene questa tua poesia,ma non riesco a capire bene tutto il significato...Ti auguro Buon Anno!Un bacio!

Raticulina dijo...

Eastriver, parece que siempre queremos lo que no tenemos. A mi me gustaría poder escribir con metáforas intrincadas sobre cosas sencillas, apurar al máximo la sensibilidad al hablar de cosas cotidianas, y ya ves,sólo puedo escribir sobre mis emcociones de forma críptica. Es lo que hay, y ya no me quejo más. Gracias.

Isabel, a ti te lo puedo contar. Si tardo tanto en contestar es porque tengo un problema de esos de diván con los elogios, me paralizan. Aunque siempre los agradezco de corazón.
En cuanto a lo de arrodillarse, y como decía mi querido Rumi "hay cientos de formas de arrodillarse y besar el suelo", y quien dice el suelo dice el amado...
Un abrazo.

Tula, me he reido con tu comentario, es verdad que somos estúpidos pero de algo se ha de morir...
Un beso.

Fackel, siempre ahí. ¿Cuantas vueltas y revueltas para llegar siempre al mismo sitio, no?
Un beso.

Leo, sabes que me pasa lo mismo con tus poesías, qué impotencia.
Gracias por el esfuerzo, sin embargo.
Que tengas un feliz año también. Baci.

jcaguirre dijo...

Me ha recordado el poema a eso que muchas veces es la educación y, en general, al proceso de adiestramiento familiar y social.

Cumpla con este patrón, con estas rentabilidades, con estas proyecciones... Y a eso, a veces se sobrevive y otras cuesta más... En fin, es mi pura reflexión personal quizá un poco freudiana.

Del estilo de Rat que comentais creo que es casi conceptualista. Se ciñe a las emociones sobriamente, sin casi ornamentos, y consigue lo que busca ya que esas emociones, bien elaboradas en la palabra resuenan, más allá de ella misma, de un modo o de otro, en la vida de los demás.

jcaguirre dijo...

Por cierto, la reflexión sobre el poema de la entrada previa se ciñe a lo que personalmente me resuena del mismo.

Un comentario más. Algo que me llama la atención de la foto es que parece ser la espalda de un cuerpo contraido... Pero también podría ser la luna, una imagen parcial de la luna. Curiosa paradoja y sincronicidad...

Raticulina dijo...

JC, te agradezco mucho tu reflexión. Ahora cuando alguien me pregunte qué carajo escribo en un blog podré decir que hago poesía sobria y conceptual en vez de encogerme de hombros y murmurar pse cosas mías, ja, me encanta.
Broma aparte, me alegra saber que el eco del poema ha resonado así en ti. Las relaciones personales con el otro llevan implícitas ese proceso de adiestramiento del que hablas, y tal vez es en ese ámbito donde son más desgarradoras.
La foto es de una chica arrodillada, pero la reencuadré para que tuviera más significados, entre ellos la luna que tú has asociado...aparte de ser también somos reflejo...

Un abrazo.

tula dijo...

te deseo lo mejor en este nuevo viaje al Sol...y que tus sueños se hagan realidad como en los cuentos.
un beso

Jurema dijo...

Como siempre precioso, un disfrute para mis emociones..

Que este año 2010 te traiga abundante y serena felicidad..

Un abrazo

Isabel Martínez dijo...

Mi conceptualista Raticulina (porque es cierto lo que te han dicho), te deseo un magnífico 2010 y agradezco al 2009 haberme dado la posibilidad de conocerte, Un abrazo.

Stalker dijo...

... que el umbral del lenguaje se ha desvanecido ante su mente...

touché...

Raticulina dijo...

Tula, qué bonita tu frase. Espero que mis sueños hechos realidad duren más allá del final de los cuentos, que es donde en verdad empieza lo bueno,no?
Un beso y te deseo lo mismo.

Jurema, gracias y plenitud para ti este nuevo año.

Isabel, yo también agradezco (no sé si al año, a Machado, a google o a qué)haberte conocido.
Un gran abrazo y feliz año.

Stalker, qué alegría. Gracias por el comentario, que sepas que valoro mucho tu criterio poético (y cinéfilo).
Un beso.