12 de septiembre de 2009

Piedra sobre piedra





Escucha



el clamor silencioso
avanza
de lo hondo al cielo





Foto:Raticulina

12 comentarios:

tula dijo...

..con la mentira se puede ir muy lejos pero nunca se regresa....
cuando la mente se para, el silencio lo llena todo y surge lo real.
bs

Fackel dijo...

Rat. Se ve que has escuchado la estética de la conformación de las piedras. No sé si en ellas hay mano humana d epor medio, aunque pienso que no sería necesario. Tal parece que hayas comprendido su sustancia. Las piedras no están siempre habitadas por el silencio. Y, como bien dices, suscitan un clamor. Una ascensión a la que sólo los espíritus fuertes pueden ser receptivos.

No hago más que repetir estos versos, ¿como un mantra? ¿Por qué no?

Por cierto, me recuerda un paisaje tibetano, porque Capadocia no es. Sácame de dudas.

Bon diumenge.

Raticulina dijo...

Tula, la mentira en los demás o en el mundo es la más facilmente reconocible, hay otra en nosotros mismos que las más de las veces no nos atrevemos a descubrir.
Callar la mente, uf...yo sólo lo consigo frente al mar, y por tiempo reducido. No sabría decirte si eso me descubre lo real, lo que sí me aporta es renovación, y paz.

Un beso

Raticulina dijo...

Fackel, no me he ido tan lejos!
La foto la tomé yendo al faro más septentrional de Menorca. Es un terreno llano y pedregoso (en mi vida he visto tantas piedras como en esta isla) y en una revuelta del camino apareció este paisaje de aire tibetano, hecho por cientos de personas. Desde luego, la naturaleza abrupta del lugar invitaba a sobrecogerse, pero de ahí a imaginar plegarias en cada montoncito...los más lo harían por imitación o por dejar recuerdo de su paso... sin embargo, a mi me impactó, por la estética, por la comunión de propósitos, por ese clamor que parecia elevarse de las piedras...

Te agradezco tu sensibilidad.
Un beso

Jurema dijo...

Preciosa imagen!
Entre luces y sombras andamos nosotros.
Agonías y pasiones sin fines...

Bienaventuradas las piedras por que ellas llevan millones de años sin importarles si las amontonan o no...

En mi casita hay regalitos cariñosos para tu corazón.

Un abrazo

berenice dijo...

Querida raticulina
hermoso el lenguaje de las piedras.
Besos

Raticulina dijo...

Jurema, qué sería de nosotros si fuéramos imperturbables, si cayéramos en el conformismo?
La naturaleza humana se nos revela en esas agonías y pasiones, en esos intentos (vanos?)por humanizar piedras...

Gracias por el regalito.
Un abrazo

Raticulina dijo...

Berenice,
las piedras hablan, y murmuran, es el lenguaje de la misma tierra, lo que más se parece a la eternidad que podemos palpar. Hermoso, si. Y profundo, como buenas hijas de Saturno.

Una alegría verte por aquí.
Un beso

tula dijo...

...me recuerdan las construcciones del "alemán" de Camelle.....
.....le deseo un buen viaje.
bs desde el NW

Raticulina dijo...

Tula, no conocía la historia de este artista ermitaño, ha sido emocionante leerla. Estas piedras apiladas tienen un aire a su obra, si.

Besos desde el oriente peninsular.

leone dijo...

Un'altra potente suggestione poetica...così immediata,così nitida,così semplice...un ditirambo di Pindaro,un verso del "de rerum natura" di Lucrezio. Sei una fuoriclasse, Raticulina...

Raticulina dijo...

Leo, coincido contigo en lo de la simplicidad de los versos.
Me avergüenzo de no conocer a Píndaro y Lucrezio, pero los he encontado en la red y he podido descargarme y leer el De rerum natura y algún poema de Píndaro. Gracias por dármelos a conocer!

Un beso