9 de septiembre de 2009

Mar de colores















7 comentarios:

kweilan dijo...

Unas fotos preciosas!!!

Raticulina dijo...

Gracias. Precioso nuestro mar mediterráneo!

Fackel dijo...

¡Y a mi que me gusta nombrar el mar como si no tuviera nombres propios! ¿Dónde empieza y acaba el mar? ¿En los intereses de las potencias nacionales? ¿En los límites de los aventureros? ¿En el criterio de los geógrafos? ¿En los planos de las empresas prospectoras de petróleo?

El mar no entiende de continentes. Es único (en su manifestación de pluralidad, en sus recovecos, en sus espacios dispersos...)

El meu amic...el mar... (Lluis Llach dixit) Recuerda aquella preciosidad de cançó. Aún me impresiona cuando la escucho.

Lolita y El Profesor dijo...

Raticulina:
Hoy (puesto que aquí, en la República Argentina también es "hoy"), Lolita andará de paseo por la Costa Brava.
Ojalá pueda ver ese mar que alguna vez contemplé y que hoy no puedo ir a disfrutar junto con ella.
Gracias por pasarse por nuestro blog.
Un afectuoso saludo,

El Profesor

Raticulina dijo...

Fackel, el mar no conoce de nuestros límites ni de nuestros intereses que lo trocean como una tarta... sólo conoce de nuestros excesos.

Inmens bressol de tots els blaus...cómo me gustaría vivir a su vera, mecida por su canto...

Raticulina dijo...

Profesor,deseo que Loli disfrute con nuestro azul. Aún queda algún rinconcito en la Costa Brava que se ha librado de la especulación inmobiliaria...

Un beso a los dos y gracias por pasar.

Fackel dijo...

...i en el seu va-i-vé de so i color aprenc el poc que tinc.

Indudablemente.