20 de julio de 2009

Sin remisión






no hay remisión

no la busques ni la desees

goza esa ansia que te lleva

más allá y más cerca

de ti







Foto: Sally Mann




10 comentarios:

Fackel dijo...

Sucinta y bella construcción poética. Parece mentira cómo se pueden decir cosas tan precisas con ese hálito tan esperanzador. Y ese matiz...más allá y más cerca...qué vínculo de los opuestos (siempre el Tao tan presente en tus escritos)

Preservera en ese estilo, se disfruta, Rat.

CaveCanem dijo...

no la busco. no la deseo.
... solo el miedo.

Raticulina dijo...

Gracias Fackel, sabes estimular,sí.
El texto es un tanto relativista, tipo "el hombre es la medida de todas las cosas"...consideraría un honor que tuviera algo de toísta.

Un beso

Raticulina dijo...

Cave Canem, el miedo es un mal compañero de viaje, paraliza. Actúa,tírate al agua,el movimiento en sí mismo genera la energía que puede desbloquear el miedo.

Un abrazo

tula dijo...

.si acudes a tú conciencia la remisión sucede por si sola......,doy fe por propia experimentación.
fractalmente

Raticulina dijo...

Tula, sólo uno mismo puede absolverse, eso creo también.

Un beso

Lolita y El Profesor dijo...

El miedo... Raticulina. Ese pertinaz enemigo del hombre.
Este poema me ha llegado hondo. Y cuando Loli lo lea -quizás desde esa tierra suya por donde anda ahora de paseo-, también le encontrará un sentido y una interpretación semejante.
Muy buen poema existencial, ése.
Mis respetos,

El Profesor
PD: Gracias por pasarse por nuestro blog, xicota.

Raticulina dijo...

Profesor,
el gozo puro sin miedos, sin prejuicios, sin condicionamientos, sin límites, es algo tan difícil de conseguir...que cuando uno lo atisba no debería dejarlo escapar.

Un beso a los dos.

leone dijo...

Faccio fatica a commentare.Aggiungere parole grossolane accanto alle tue "gocce distillate"...:-))

Raticulina dijo...

Leo, cualquier palabra con buena intención es bienvenida. Sé lo que cuesta a veces comentar.

Baci