28 de julio de 2009

Relámpagos en la oscuridad





Hay un dolor oculto en el pecho,
preguntas que no rompen el aire,
una fe que mendiga evidencias.
Hay oscuridad.

Hay una presencia que estigmatiza los días,
murmullos cautivos que reclaman deseos,
un hálito reconstituyendo la piel.
Hay relámpagos en la oscuridad.




Foto: Dave Mckean

11 comentarios:

Fackel dijo...

Mas la tormenta, tras su paso, ilumina también los interiores y, a la postre, purifica la vida...

Raticulina dijo...

Será por eso, Fackel, que me encantan las tormentas con relampagos...

Jurema dijo...

Los hay que salen de dentro de uno y matan más que los de fuera! pero siempre ilumina antes de hacerlo...

Un abrazo

Raticulina dijo...

Jurema, mira que dice la Wiki del relámpago, me ha encantado: Al ser una descarga de tanta energía en tan poco tiempo, su única manifestación posible es en forma de luz.

Besos

Jurema dijo...

Rati, guapísima!!

Ven a recoger el Ave fénix de mi casa, es pequeño pero esta lleno de luz! (arriba a la derecha como siempre)

Besitos y cariños.

Raticulina dijo...

Vaya, gracias de nuevo Jurema. Es precioso el ave fénix.

Besos soleados

tula dijo...

...........no pasa ni un día sin que la sombra del horror planee sobre mis recuerdos..
fractalmente

Meri Pas Blanquer dijo...

Exacta e impecable descrpción de un estado anímico.

Muy bueno!

Raticulina dijo...

Tula, ayer volviendo en coche de unas cortas vacaciones escuchaba una canción preciosa de Bebe que me emocionó:
"Hay un trozo de luz
en esta oscuridad
para prestarme calma
El tiempo todo calma
La tempestad y la calma

Siempre me quedará
La voz suave del mar
Volver a respirar
La lluvia que caerá
Sobre este cuerpo y mojará
La flor que crece en mi
Y volveré a reir
Y cada día un instante
Volveré a pensar en ti."

Raticulina dijo...

Meri, gracias por pasar y por tus palabras.

Buenas vacaciones, si tienes.

tula dijo...

gracias.....