15 de julio de 2009

Adieu mon amour



Conocí una vez
a uno que alardeaba de que las mujeres no le duraban más de tres meses,
y le creí,
a uno que decía degustar el placer como las uvas, de una a una y a puñados,
y le creí,
a uno que se orgullecía de ser intrascendente y banal con sus conquistas,
y le creí,
a uno que decía ser feliz en compañía y perseguía la felicidad en cada esquina,
y le creí.


Adieu mon amour
qué suerte la mía
si no te hubiera creído
qué hubiera creído de mí




Foto: Richard Avedon

8 comentarios:

Fackel dijo...

Impresionante, Rat. Has hecho una poesía y has hecho una canción. Si yo supiera componer música, la pondría; no lo dudes. Y sus dimensiones se proyectarían. Mientras, me paro a degustar estas letras, que tienen tanto contenido...Real como la vida misma. Aunque no todos los personajes de la vida sean así.

Asombrado quedo.

Jurema dijo...

Cada día te sale mejor!!

Mira guapi, no es oro todo lo que reluce, jeje...pero es necesario creer para ver!!

Besitos de finde.

CaveCanem dijo...

y crei a las flores de pitimini.

Raticulina dijo...

Fackel, en su día podría haber sido un blues pero ahora se ha quedado en ranchera...
Por suerte existen hombres con atributos que no se creen personajes pero durante dos años pareció que no me cruzaba con nadie así...o tal vez fue durante toda mi vida?...mmm, no, no voy a hacer retrospectiva porque me deprimiría...

Un beso

Raticulina dijo...

Jurema, lo resumes muy bien, en cuanto creí, vi.

Un abrazo

Raticulina dijo...

Cave Canem, uuuy, las de pitiminí son las más creíbles, sin duda.
Creo que entre las dos superamos el límite de lo increible...

Besos (tú me entiendes)

lord iceman dijo...

muy bueno felicidades, me senti identificado ya que nunca he tenido una relacion que dure mas de tres mesesm jajaja pfff

Raticulina dijo...

Lord, a veces tres meses son una eternidad...
Intuyo que eres muy joven. Na, aprovecha

Un beso