5 de mayo de 2009

optimus vs pesimus




-mmm, no hueles esta mañana a algo...algo...diferente?
-grrr, eso es que acaba de pasar el camión de la basura
-nooo, huele a algo nuevo, a fresca esperanza
-a mí la esperanza me huele a chamusquina
-la esperanza no es una encerrona!
-cuéntamelo cuando consigas salir de allí
-cuando la encuentre pienso vivir con ella
-en dos días te tengo de vuelta


Foto: Diane Arbus


6 comentarios:

Jurema dijo...

La esperanza! esa gran amiga es una traidora, espera-nza...
Que tengas un precioso día.
besis.

Raticulina dijo...

Jurema: No he querido esperar y me he ido a la playa. El agua estaba fría de impresión! No hay nada como el primer día de baño de la temporada.

Que tengas un buen día tú también.Un beso soleado.

Fckel dijo...

Pero muy bien!!!!!!! Nadie como dos tipos Proximus-Lejanus podría mantener este diálogo cordial, jaj. Una ocurrenca grata y sesuda. Avanti.

Raticulina dijo...

Fckel: Mira que se lo repito veces a mis amigos...poned un blog en vuestra vida y desinhibios!

Te has comido la "a" o es que eres otro?

Un beso

CaveCanem dijo...

- No... todavía no.
- Llego la hora.
- Necesito años, una pequeña tregua. Una hora y media es demasiado poco.
- Es exactamente el tiempo necesario, siempre hay tiempo, date prisa... intentémoslo juntos.
- Diez minutos mas señor verdugo; un minuto mas, señor verdugo, treinta segundos mas.

Ionesco (... tenemos el pasado detras de nosotros, el porvenir delante. No se ve el porvenir, se ve el pasado.Es curioso, pq no tenemos los ojos en la espalda...)

Raticulina dijo...

CaveCanem: Descolocada me ha dejado la primera cita. Sólo puedo decir que quién pide una prórroga es porque no ha apurado hasta la última gota del cáliz del presente.

Y respecto a la segunda cita, y emulando a tu querido Don Julio, recordarte que el pasado (así como la realidad exterior) está siempre amplificado. Y viciado, añado.

Besos