19 de abril de 2009

un resto


como un resto de serie, con algún que otro descosido, olvidada en un outlet, llevo ya 4 etiquetas superpuestas en el precio irrisorio, mi color y mi forma llevan un año de retraso con respecto a la vida, esa vida que me esfuerzo por vivir y no da fruto, tal vez no tenga frutos la vida, tal vez no esos que espero y no me preguntes cuáles son, tal vez es un día a día de los cojones y una resignación inmensa que carcome los huesos hasta que ya no puedes levantarte, y todo lo que no se ve pesa más que cualquier acto, y el sol no es suficiente, y pensar en la amistad duele como dolió matar tu sueño de juventud, y nada de lo que hagas sirve porque allá está el otro, el otro, con sus muros resbaladizos, y todo está siempre más allá de tu alcance porque te mueves a cámara lenta o corres sin mirar adonde vas tropezando con las horas del día a día de los cojones

6 comentarios:

cerriwden dijo...

queridísima raticulina
Es desgarrador el relato.
El sueño de juventud renace siempre, creáme.
Besos y aquí estoy para lo que guste mandar.
Besos

Raticulina dijo...

Cerriwden: Valoro la amistad por encima de casi todo y ayer fué una noche desgarradora. Plasmar en el blog mis demonios me ayuda como terapia, pero hay veces que me avergüenza sacar aquí sólo lo negativo de mí y cargar a otro con ellos.

Un beso

CaveCanem dijo...

Cuando llega el invierno
Y el viento mueve las cortinas
Siento, amiga mia,
Necesidad de llorar,
Entre tus brazos,
Sobre mis cuadernos.

Cuando llega el invierno
Y cesa el canto de los ruiseñores
Y se quedan todos los pajaros sin hogar
Comienzo a desangrarme por el corazon y por las uñas
Como si las lluvias del cielo
Cayeran, amiga mia, dentro de mi...
Entonces me inunda
Un deseo infantil de llorar
Sobre la seda de tu pelo, largo cual espiga,
Como un barco agotado,
Como un pajaro emigrado
Que busca una ventana de claridad
Y un techo
En las tinieblas de las trenzas

Cuando llega el invierno
Arrebatando los aromas del campo
Y ocultando a las estrellas en su manto de melancolia,
viene a visitarme la tristeza desde la gruta de la tarde, cual niño palido y misterioso.

Con las mejillas y el manto humedos.
Le abro la puerta a esta visitante amada,
Le doy el lecho y la colcha.
Y le concedo todo cuanto quiere.

¿De donde viene la tristeza, amiga mia?
¿Como viene?
Lirios de maravillosa palidez,
Me trae...
Maletas de lagrimas y sollozos.

Qabbani (traduccion de Mª Luisa Prieto)

Raticulina dijo...

CaveCanem: A veces, cuando no hay palabras, es mejor tomar prestadas las de otro.

"Si todo el ser al viento abandonamos
Y sin miedo ni compasión nos destruimos,
Si morimos en aquello que sentimos
Y podemos cantar, es porque estamos
Al desnudo, el propio dolor meciendo en sangre
Frente a las madrugadas del amor.
Cuando la mañana brille otra vez floreceremos
Y el alma beberá ese esplendor
Prometido en las formas que perdemos."

(Sophia de Mello: Si todo el ser)

Belén dijo...

Al fin tengo el tiempo que se merece leerte! Te celebro. Lindo haberte encontrado. Funciono asi, escondida... te entiendo, me entiendes.
Viva!

Raticulina dijo...

Belén: Bienvenida! Te pensaba instalada en Shangri-La después de tu último poema...

Un beso