22 de marzo de 2009

La Zona


Como un stalker, nostálgico de fe, busco sin ningún decoro a cuatro patas esa Zona donde se cumplen los deseos, esos que ni tan siquiera conozco en verdad, que continuamente cambian en forma pero cuya esencia está siempre latente en el pecho.

Me acompaña mi propio perro negro, ese que conoce mis miserias y se tumba conmigo a descansar en los charcos.

Sin ropajes llamativos para andar en silencio, como un peregrino, atiendo siempre a la cruz de piedra que marca un cruce en el camino.

Fotograma del film Stalker de A. Tarkovski

7 comentarios:

cerriwden dijo...

Que hermoso recuerdo; y el fotograma que encontró es ideal.
Es el Loco, ¿no?
y el perro negro de Merlín.
Tal vez es un estado del alma; me refiero a La Zona.
Si es así, tengo esperanzas.
Besos.

Raticulina dijo...

No sabía que Merlín tuviera un perro negro, pero debería tenerlo como buen hechicero.
Al perro lo asocio con la parte instintiva (al igual que el perro del Loco), y por ser negro con la Sombra, esa parte nuestra que nos cuesta tanto integrar.
Su definición de la Zona como un estado del alma me ha encantado, yo también la veo así.

Un beso

Jurema dijo...

Hola Linda!!
Ese gran amigo de viajes, el que no juzga nuestras mezquindades! es el mas fiel amigo para los caminos del alma.

Mil besos.

Raticulina dijo...

Jurema: Mi perro, el real, me saluda cada día desde hace 10 años con una Alegría que ya querría yo tener!

Un beso

Karlo dijo...

Los perros tan fieles compañeros siempre

saludos cordiales
karlo

Anónimo dijo...

Espero que no sea necesario que encuentre la Zona para que se cumplan mis deseos. Ahí van; Que no te arrepientas nunca del 'detallito' que me hiciste, y el más importante, deseo que estéis bien (las 2).

Besos eternos

Raticulina dijo...

Karlo: Mi propio perro negro es el más fiel de los compañeros, no me deja ni a sol ni a sombra.

Un saludo


Anónimo: Tus deseos se han cumplido. A veces no hace falta ir "ad augusta per angusta".
Y ahora que?

Un beso