15 de marzo de 2009

Chirridos



Claro que noté la nota discordante, el chirrido, la primera vez. Algo susurraba y desafinaba. Y no me paré a escucharlo.

Se me resbaló de la mente, viscoso como un pez. Un conocimiento absoluto pero sesgado. No pude aprehenderlo en su momento, ni ponerle palabras, ni accionar la palanca . Nadie me enseñó a hacerlo.

Pero a eso voy a dedicarme desde ahora, a desenmascarar lo enmascarado.

 
(Foto sacada de internet, desconozco autor)

1 comentario:

Jurema dijo...

Las mascaras solo son protecciones!!
Quítaselas ya!y veras!!

Besitos