3 de febrero de 2009

René Char y la Sibila de Delfos



  • La realidad sólo puede franquearse elevada.
  • Amábamos esta nieve, que no tenia camino, que descubría nuestra hambre.
  • Dormid, desesperados, pronto llega el amanecer, un amanecer de invierno.
  • Harás del alma que no existe un hombre mejor que ella.
  • Es preciso instalarse al exterior de uno mismo,al borde de las lágrimas y en las órbitas de las hambres,si queremos que algo fuera de lo común se produzca,algo que sólo era para nosotros.
  • Yo amo, capturo y devuelvo a alguien. Soy aguijón y abrevo de luz al prisionero de la flor. Tales son mis contradicciones, mis servicios.
  • No se puede comenzar un poema sin una parcela de error sobre uno mismo y sobre el mundo, sin una brizna de inocencia en las primera palabras.
  • Toda acción que compromete al alma, aunque ésta lo ignore, tendrá como epílogo un arrepentirse o una tristeza. Es preciso consentirlo.
-René Char-


(Imagen tomada de internet, desconozco autor)

No hay comentarios: